Shopping Cart
rosbags.com-blog-comer-cuando-caminas-bolsos-de-mujer-desayuno-principal

Lo que debes comer cuando te ejercitas caminando

Hace tiempo que la filosofía “fit” anda rondando por nuestras vidas, ya no solo en cuanto a la alimentación, sino en relación a todo lo que conlleva una rutina saludable que nos ayude a estar mejor. No se trata solo de hacer culto al cuerpo por el simple hecho de verse mejor. Lo ideal es asumir el cuidarse como una forma de vida que va más allá de la mera apariencia física.

Está comprobado que si te ves bien, te sientes bien, por lo que  hacer deporte solo por “figureo” ya no está de moda. Y es por ello que, aunque correr sigue siendo el deporte más practicado en estos días, caminar también es otra forma de mantenerse bien y está en alza. Ya no solo los runners inundan nuestras calles y plazas, sino también quienes practican el  walking style se pueden ver cada vez más.

Y para estar en forma es importante tener una rutina de entrenamiento que ayude a instaurar  el hábito y  también incluir una alimentación adecuada que nos apoye durante el desgaste energético al que sometemos al cuerpo.

Caminar implica una inversión de energía distinta a la que se invierte cuando se corre o se hace algún otro tipo de ejercicio; por lo que si estás pensando este otoño, al fin, hacer algo por tu salud, tienes que moverte, pero además, comer bien.

Por supuesto, la hidratación debe ser un punto importante a considerar y si es con agua, mejor que con bebidas azucaradas. Lo que comas y sus cantidades dependerá de a qué hora caminas, con cuanta intensidad y cuál es tu objetivo (perder peso o mejorar tu condición física).

 

rosbags.com/rosbags-blog-comer-cuando-caminas-bolsos-de-mujer-naranja

 

No es descabellado salir de casa en ayunas si tu entrenamiento es por las mañanas, a un ritmo tranquilo. Si, esa salida que haces con tu amiga y que no te lleva mas de 40 min. Lo que si es recomendable, es hacer un desayuno que incluya carbohidratos, proteínas y una pieza de fruta una vez termines tu caminata diaria.

Si por el contrario, tu entrenamiento es más bien intenso y te vas a caminar a ritmo rápido por más de una hora, entonces tienes que ingerir, antes de salir, por lo menos una tostada con algún tipo de zumo de fruta o verde. Si no eres muy aficionada a los zumos (o smoothies tan de moda), ingiere entonces una pieza de fruta junto con las tostadas.

Si tu entrenamiento es por la tarde, la comida debes hacerla muy balanceada y preferiblemente rica en proteínas. Recuerda siempre incluir una pieza de fruta  e hidratarte antes y después del entrenamiento. Si es antes de la cena, recuerda hacer una merienda con frutos secos o yougurt. Así tu cuerpo tendrá reservas para consumir y no llegarás a la cena queriendo comerte el doble de ración que te corresponda.

Lo importante es que te muevas y que lo hagas  de forma que te sientas cómoda y que el hábito lo integres en tu rutina de forma natural. Cuidarse es parte de eso que debemos hacer con nosotras para vernos y sentirnos bien.

Cuéntanos, ¿Cómo te cuidas tu?. ¿Tienes algún entrenamiento diario? ¿Cómo te alimentas?

Nos leemos en el próximo post…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *