Lo que debe tomar en cuenta una embarazada en la oficina: el estilo y la comodidad.

Hola a todas!!. Hoy os traemos un post en el que comentamos lo que debe tomar en cuenta una embarazada en la oficina: el estilo y la comodidad. Cuántas veces hemos escuchado decir a una hermana o amiga: “mi cuerpo cambia! ¿Qué me pongo para ir a la oficina?”. Y si encima estamos por el Mediterráneo y hace calor; y de repente una que otra lluvia,  al final no sabemos si estamos en primavera o qué. En fin, cosas del cambio climático (muy mal!!!) que influye directamente en la selección de lo que vamos a vestir día a día.

rosbags.com/blog/embarazada-en-el-trabajo-estilo-y-comodidad

Seguro que lo hemos escuchado sobre todo en aquellas a las que el embarazo les ha cambiado el cuerpo de forma drástica en los primeros meses de gestación. También conozco a otras mujeres que han usado prácticamente su misma ropa hasta bien entrados los 4 o 5 meses de embarazo. Cosas de la naturaleza.

Entonces, para aquellas que tienen que cambiar drásticamente el armario, ya no por temas de estación, sino porque la ropa sencillamente no “hace match” con las nuevas dimensiones corporales, se inicia el periplo de buscar que ponerse y considerar seriamente lo que debe tomar en cuenta una embarazada para su trabajo, manteniendo  el estilo y la comodidad. Si se trata de ropa “de casa” o para esas salidas normales productos de su vida, no hay mayor complicación. Ya hablábamos de diferentes opciones en un post anterior; pero si es para  ir a la oficina, la cosa puede resultar un poco más complicada.

La ropa de maternidad  puede llegar a ser muy cara, especialmente porque cada vez más se usan materiales específicos para embarazadas y porque al ir creciendo el bebé mucha ropa no se va a usar durante más de tres meses. Por lo tanto, no es necesario invertir todo el presupuesto que tengas destinado para vestirte en  ropa de maternidad. Actualmente hay diferentes alternativas y los grandes almacenes ya incluyen la ropa para embarazadas como algo normal en su catálogo de ropa para mujeres.

rosbags.com/blog/embarazada-en-el-trabajo-estilo-y-comodidad

En este sentido, y dado que el cuerpo va cambiando mes a mes, lo ideal es comprar  ropa a medida que se va necesitando. De esta manera sabrás si puedes seguir usando esa americana que tanto te favorece con los vaqueros pre-mamá que te regaló tu suegra o dejar de comprar leggins porque en realidad no te sientan bien para ir al trabajo.

Otra opción que se debe tomar en cuenta para no gastar tanto dinero en ropa durante el embarazo, sobre todo si mantienes tu ritmo laboral es pedir prestada la ropa a familiares y amigas que ya hayan pasado por eso. He escuchado que incluso hay grupo de amigas que se reúnen para hacer una especie de “mercadito” cuando saben que alguna de ellas o alguien cercano está en la dulce espera y venden su ropa de pre-mamá en perfecto estado, recuperando parte de su precio inicial. Madres emprendedoras!!

En este sentido, la recomendación, si vas a comprar  ropa pre-mamá para ir a la oficina es que te decantes por un diseño atemporal y lo contemples como una inversión; ya que puedes utilizarla para próximos embarazos e incluso adaptarlos luego a tu talla “normal”.

rosbags.com/blog/embarazada-en-el-trabajo-estilo-y-comodidad

Los pantalones son los grandes aliados, ya sean clásicos o jeans; básicamente porque puedes combinarlos con diferentes tops y tener cada día un look diferente y a la vez cómodo. Combínalos con blazers/americanas y le darás un toque profesional a tu estilismo.

rosbags.com/blog/embarazada-en-el-trabajo-estilo-y-comodidad

Las chaquetas también pueden darle una nota más formal a un vestido. ¿Y dónde dejamos a la mítica camisa blanca?. Esta no debe faltar nunca en ningún armario. Es un clásico que además combina con casi todo. Es lo que tienen los colores básicos, como el blanco, el negro, el azul marino y los tonos tierra. Dan versatilidad y permiten adaptar diferentes looks a lo largo de toda una semana de trabajo sin que tengas que invertir mucho tiempo en ello.

rosbags.com/blog/embarazada-en-el-trabajo-estilo-y-comodidad

rosbags.com/blog/embarazada-en-el-trabajo-estilo-y-comodidad

Los complementos dan ese toque final a cualquier look. Para el día a día en la oficina, lo más recomendable es utilizar zapatos que sean cómodos, que mantengan el pie bien sujeto, con una base amplia de apoyo y con un ligero tacón de unos 2-3 cm, para mantener la estabilidad del cuerpo. Los expertos no creen conveniente que la embarazada utilice zapatos con tacón alto y fino, ni zapatillas o sandalias que sean abiertas, porque no mantienen bien sujeto el pie; y porque el riesgo de que se produzcan caídas o torceduras es muy elevado. Tampoco es conveniente andar descalza o con zapatos de suela lisa sobre pavimentos resbaladizos. Pero yo os puedo asegurar que he visto a más de una embarazada subida a sus tacones y ha ido de maravilla con un final de embarazo fenomenal. Nuevamente, cosas de la naturaleza.

En todo caso, no debemos olvidar que la pre-mamá sigue siendo una mujer, una persona con todas sus competencias personales y laborales en orden, lo que no le impide seguir ejerciendo su profesión o puesto de trabajo de forma normal. Solo tiene que adaptarse a ciertos cambios;  y uno de ellos es precisamente la ropa que llevarán todo el día en su ejercicio profesional (que se lo digan a mis amigas RTC o a IGH J).

Y tu, ¿que tipo de ropa llevas a la oficina durante el embarazo?. Compártelo con nosotras. Sabéis que nos encanta leeros!!.

Fotos: Asos Maternity / PreggoStyle / superpadres.com / mummyfashionblogger.com / GoogleImages

“Siendo una mujer sin hijos, he tenido la oportunidad, en varias ocasiones, de vivir la maternidad muy de cerca. Es increíble cómo la mujer desaparece para volcarse por completo en su bebé. Por eso, cuando Rosana me invitó a desarrollar con ella RosBags no me lo pensé dos veces."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *