La reducción de jornada por maternidad

La vuelta a la rutina es dura, sobre todo para las que cogemos  vacaciones en época de fiestas, la navidad es preciosa, y quienes tenemos niños sabemos lo especial que puede llegar a ser, y lo mucho que lo disfrutamos.

Pero tal y como os digo, la vuelta a la rutina no es fácil, sobre todo cuando queremos compatibilizar la maternidad. Somos profesionales y tenemos por encima de nosotras, hombres que no entienden de conciliación familiar.

Tal es el caso de una amiga que lamentablemente no tengo cerca para apoyarla como quisiera. Ella tiene a su niño en la guardería desde que tiene cuatro meses, porque no tiene familia cerca, ni de su marido, ni de ella. Es ingeniero, con varios estudios posteriores, postgrados y masters, tengo que decir que cumple los objetivos que le marcan y que no solo los cumple sino que los supera, incluso más que sus compañeros, que teniendo el mismo cargo que ella y siendo hombres no llegan.  Hago la distinción entre hombres y mujeres en este caso, ya que parece increíble pero se lo hacen ver a ella cada día.

Le comentó a su jefe que estaba pensando solicitar la reducción de jornada por maternidad y el jefe le contestó que mejor que no, que a “él no le venía bien que cogiera la reducción de jornada. Me encantaría llamar a este individuo y explicarle que esta posibilidad de reducir la jornada es un derecho individual de cada trabajador y no le pueden negar disfrutar de ese derecho.

Sí que es verdad que implica también una reducción del salario, y en consecuencia se cotiza por el salario que realmente se recibe, ingresando la empresa a la Seguridad Social el porcentaje correspondiente según el nuevo salario que realmente paga. Y debe ser en el horario de trabajo.

Para suavizar la situación este señor le ofreció, ayuda para la guardería, todavía no la tiene, pero entendemos que pueden ser “alomejor”, cheques de guardería. Pero recientemente el mismo le ha comentado, que tienen que hablar porque él quiere saber que le va a dar ella a la empresa a cambio de esta ayuda. Realmente no quiero hacer ningún comentario al respecto de semejante barbaridad, sobre todo porque en RosBags llevamos una dinámica de equipo y empatía que se aleja mucho de estas situaciones.

Con lo cual a mi amiga le espera una larga y amigable discusión, demostrar si solicita la reducción de jornada por maternidad,  que puede cumplir sus objetivos tal y como lo viene haciendo, y/o seguramente ser despedida por alguien que no entiende de conciliación.

Si te ves reflejada en esta situación déjanos tu comentarios, porque podrás ayudar a muchas mujeres con su maternidad, a saber qué decisión tomar en estos casos.

Un saludo nos vemos en el próximo post.

Link oficiales:

Estatuto de los trabajadores

Reducción de jornada – Cotizaciones

 

"Soy madre de mi pequeña Isabella, la inspiración de esta marca. Con ánimo de emprender nuevas y desafiantes actividades, he creado RosBags, una marca española de bolsos cambiadores con el diseño y estilo de un bolso de mujer."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *