Una rutina importante y muchas veces olvidada: la limpieza facial

Es impresionante cómo nos olvidamos de nuestra piel. Curiosamente, muchas mujeres prestan más atención a las cremas para la piel del rostro que al paso previo y sumamente importate: la limpieza facial. Esa rutina tan importante y tan olvidada.

Una buena limpieza es el primer paso para tener una piel sana, y eso se traducirá en belleza. ¿Acaso limpias tu casa sin antes quitar el polvo, pasar la aspiradora, etc..etc.. De igual forma pasa con la piel del rostro. Para que tu tratamiento de belleza, sea cual sea, estandar o de lujo, pueda penetrar en tu piel y hacer su trabajo, la piel tiene que estar limpia.

¿Y que es lo que debemos hacer para lograr una buena limpieza facial?

1) Tienes que limpiar tu piel antes de irte a la cama y al levantarte.

La piel tiene que respirar. Cuando te limpias la cara antes de irte a la cama, retiras todo el maquillaje y otras partículas con las que la piel ha estado en contacto y que la oxidan; y al levantarte, limpias la piel del proceso de regeneración que ha sufrido por la noche; sobre todo, si tu piel es grasa.

2) Usa productos de acuerdo a tu tipo de piel.

Puedes gastar todo el dinero que te apetezca en tratamientos de lujo, pero si no tomas en cuenta el tipo de piel que tienes, será dinero y tiempo perdido. Por muy de moda que este una marca, posiblemente no sea la adecuada para tu piel. Hay marcas especializadas en pieles jóvenes, pieles grasas, pieles sensibles, pieles maduras. ¿Cuál es tu tipo de piel? ¿Tienes algún tipo de sensibilidad?. Si eres de piel seca no se te ocurra limpiarte con un jabon que tenga componentes astringentes; y si eres de piel grasa, usar una leche limpiadora solo hará que el sebo de tu piel se active aún mas.

3) Utiliza un producto exfoliante suave o un cepillo facial.

Sobre todo para las zonas más grasas del rostro, con más tendencia a la aparición de granitos, sudor, en las que hay que insistir, utilizar un exfoliante facial o un cepillo ayuda mucho para limpiar en profundidad esas zonas. Si tu piel es seca o delicada, este tipo de tratamientos no son los más indicados para tu piel.

4) Cuidado con el contorno de ojos.

Al ser una zona tan sensible y ser la piel muy fina hay que tener especial cuidado. Pasa un algodón con un removedor de maquillaje apropiado para esa zona y retíralo todo de forma suave.

5) Utiliza la combinación de agua fría/agua caliente. 

Ya te lo decíamos en este post. Lava tu piel con agua tibia y al finalizar usa agua fría.

¿Cual es tu rutina para la limpieza de tu cara?

Ma. Elena Zarate

“Siendo una mujer sin hijos, he tenido la oportunidad, en varias ocasiones, de vivir la maternidad muy de cerca. Es increíble cómo la mujer desaparece para volcarse por completo en su bebé. Por eso, cuando Rosana me invitó a desarrollar con ella RosBags no me lo pensé dos veces."
“Siendo una mujer sin hijos, he tenido la oportunidad, en varias ocasiones, de vivir la maternidad muy de cerca. Es increíble cómo la mujer desaparece para volcarse por completo en su bebé. Por eso, cuando Rosana me invitó a desarrollar con ella RosBags no me lo pensé dos veces."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *