Un Bebé, una Familia!

Bebé a bordo… Juanito a bordo.. La Nenita a Bordo.. Es lo que leemos en los coches que llevan a un recién llegado a casa para que sepamos que, ¡cuidado! … llevan un bebé con ellos. Y me parece fantástico. Un bebé es el milagro más maravilloso en la historia de la humanidad. Un nacimiento es, sin duda, esperanza.

Peeeero, esa criaturita no ha llegado por si solita a una casa. Han participado, otros dos seres para que pudiera formarse y llegar a ser quien es hoy en día: el peque, el primogénito, el del medio, lo más lindo de la casa.. el bebé de la familia. Y esa última palabra familia me gusta un montón; y a veces tengo la sensación que la descuidamos.

Ya es un hecho que la mujer desaparece cuando da a luz y que el padre, pobre, a veces ni se le menciona. En ocasiones (y seguro que a alguien le ha pasado) hasta nos olvidamos de darle la enhorabuena por la feliz noticia. Pero en la familia como tal, en verdad que no reparamos en ella hasta bien entrada en edad el nuevo miembro.

Tengo una amiga que ha dado a luz recientemente a su primer hijo y antes de regalarle cualquier otra cosa, se me ocurrió enviarle una pegatina de “Famila FH a bordo” que compré en una tienda que tiene cosas preciosas para los peques, porque pensé que el bebé es importante, pero quienes lo cuidan en esta etapa de su vida también lo son, por lo que en el coche “la familia completa” va a bordo. Da igual el tipo de familia que sea, este entorno es primordial para el sano desarrollo del recién llegado. Y en todas las familias con un nuevo miembro hay dudas, temores, agobios, lo normal ante cualquier cambio.

Y en RosBags conocemos esa maravillosa etapa, y esa tensión que surge pre y post maternal, que si bien la mayoría de las madres superan con un sobresaliente, creemos que es una etapa vital en la que es fundamental llevarla con cierta normalidad; sobre todo para la mujer, que sigue siendo ella. Son tan importantes los que ya estaban, como los que ahora llegan.

Invitamos a reflexionar sobre el valor de ese entorno para el bebé (sea o no tradicional), y a que visites nuestra web en la que solo por ahora, nos ocupamos de que la madre de familia siga sintiéndose ella, la que por cierto siempre va abordo.

“Siendo una mujer sin hijos, he tenido la oportunidad, en varias ocasiones, de vivir la maternidad muy de cerca. Es increíble cómo la mujer desaparece para volcarse por completo en su bebé. Por eso, cuando Rosana me invitó a desarrollar con ella RosBags no me lo pensé dos veces."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *