Shopping Cart

Estar cómoda durante el embarazo

¿Quién no ha querido estar cómoda siempre?. Es la meta cada vez que nos vestimos, nos calzamos; e incluso en una situación cualquiera, lo que queremos es sentirnos bien. ¿A que si? Y esta necesidad de estar cómoda no es nada ajena durante el embarazo. Y por ello hoy vamos a compartir con vosotras algunas consideraciones sobre como estar cómoda durante el embarazo.

Os hemos contado en entradas anteriores sobre el uso de ropa adecuada para la etapa del embarazo, incluyendo ropa interior, medias y los maravillosos pantalones. La verdad es que éstos últimos son una de las prendas más cómodas y versátiles de la que se puede disponer en cualquier etapa de la vida.

Pero estar cómoda, no significa que hay que estar desarreglada. Hay que buscar no solo prendas que sienten bien en cuanto a holgura y calidad del tejido, sino que permita mantener el estilo y sobrellevar las consabidas molestias de la mejor forma posible. Actualmente diferentes marcas apuestan no solo por la comodidad, sino también por un estilismo actual y versátil, ofreciendo ropa premamá y complementos de tendencia.

Si hablamos de las medias y leggins durante el embarazo, no es igual el modelo que usamos las “no madres” a las que usan las embarazadas. Son las mismas medias de descanso o de compresión pero están especialmente diseñadas para que las mujeres estén cómodas durante el embarazo. Tienen un refuerzo semicircular en la parte delantera y una cintura que no corta en la piel, proporcionando a la futura mamá una perfecta comodidad y relajación.

El pantalón es seguramente una de las prendas que permite ir cómoda y a la vez de tendencia cuando estás esperanzo un bebé. Ya sean vaqueros,  leggings,  lisos, estampados, anchos estilo yoga; hay  modelos que muchas mujeres han convertido en un básico en su armario de embarazada.

Seguramente es que el pantalón la prenda que necesita adaptarse más al cuerpo de la futura madre; ya que a medida que la barriga crece, la cintura se expande, y en pocos meses ya no es posible subir la cremallera del pantalón. Este tipo de inconveniente con los pantalones se resuelven desde hace tiempo con diferentes sistemas de ajuste; y podemos encontrar en la red montón de tutoriales de cómo adecuar un pantalón de uso normal a la etapa pre-mamá (cortes a nivel de la cintura, cortes a nivel de los botones y la cremallera, cinturillas expandibles con ojales o suplementos de licra que parten de la cintura para albergar la barriga etc..).

Pero no solo hay que ir cómoda por fuera. Evidentemente la ropa interior también cambia. Si, ahora las bragas son algo más amplias y los sujetadores necesitan abarcar un área algo más extensa. En los primeros meses de embarazo se pueden seguir utilizando los sujetadores que hasta ahora se usaban; pero alrededor del tercer mes la mujer comenzará a necesitar sujetadores y bragas no sólo de más talla, sino con una mayor flexibilidad.

ropa-embarazo-blog-rosbags-bolsos-para-bebe

Y qué decir de los zapatos durante el embarazo. Para algunas mujeres son un verdadero quebradero de cabeza porque los pies suelen hincharse y a muchas les sucede en los primeros meses de gestación. La comodidad de este complemento durante el embarazo no es trivial ni negociable.

Como cada mujer es un mundo y embarazada más, da la impresión que cada una ajusta el alto del tacón a como se va sintiendo. Una de mis hermanas hasta el día anterior de tener a mi sobrina, bailaba en sus tacones; y mi hermana pequeña, embarazada de mi sobrino, en la recta final iba en zapato plano y además casi dos tallas más grandes que su talla original. Pareciera que, como en otras muchas cosas de la cotidianidad, cada cuerpo es un mundo.

Para estar cómoda durante el embarazo, el zapato que debe llevar la mujer debe tener las siguientes características:

Ni plano completamente, ni demasiado alto. Esto permitirá repartir mejor el peso sobre el pie y evitar calambres en la pantorrilla y pérdidas de equilibrio. Debes optar por una horma ancha que no te presione el pie y la parte trasera debe cubrirte todo el talón ya que es la zona que soporta más peso. Ahora mismo, los zapatos con tacón midi se imponen, con lo que para las acostumbradas al tacón es una buena opción.

El zapato debe sujetarte el pie para evitar torceduras, de ahí que los diseños muy escotados no sean una buena opción. Los modelos Mary Jane (merceditas con tacón) y con pulsera al tobillo o en “T”, muy de tendencia son recomendables.

Huye de las sandalias y zapatos confeccionados con materiales sintéticos que impiden la transpiración y durante los meses de verano coloca una plantilla antideslizante en la zona del talón para evitar que el pie se vaya hacia delante.

Otro aspecto a considerar y que afecta la comodidad natural durante la etapa de gestación, es que al cambiar el cuerpo, la piel se torna más seca, el cabello más fino o más graso y a causa de que el cuerpo es otro, el sueño también se ve alterado. Para evitar las incomodidades de estos cambios, se recomienda utilizar productos adecuados.

Al final lo que a lo mejor a una mujer le parece comodísimo, a otra le resultará poco menos que insoportable. En todo caso, estar cómoda durante el embarazo no es opcional ya que se debe mantener un estado de bienestar tal que favorezca un alumbramiento lo más óptimo y feliz posible.

Cuéntanos, ¿cómo llevaste tu embarazo?.

One comment

  1. Yo lo estoy llevando bien, pero soy incapaz de ir con zapatos de tacón ni medias.
    Para mi lo más cómodo son camisetas de algodón y ropa que no me apriete demasiado, de echo mi ropa favorita es una camiseta de embarazada http://www.mamisetas.es/ de aquí que me auto regalé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *