Shopping Cart
rosbags-recomendaciones-alimentación-bebe

Recomendaciones para la alimentación del bebé

Hola!!. Viernes y con muchos planes para el fin de semana. En el post de hoy vamos a dejaros algunas recomendaciones para la alimentación del bebé. Como sabéis no soy madre pero he vivido la maternidad muy de cerca y cómo mis sobrinitos y los hij@s de mis amigas, una vez fuera,  iban haciéndose cada vez mayores; por lo que he tenido que enterarme de lo que debían comer; y sobre todo, lo que les podía dar para que se mantuvieran tranquilitos. Cosas de las tías.

Pero esto no es algo trivial, por lo que vamos a comentar lo que los especialistas recomiendan para la alimentación del bebé. Según La Gúia para la Alimentación del Lactante  (en su página en español), “… Durante los primeros meses, todo lo que necesita es leche materna o de fórmula. A medida que el bebé crece, y para que crezca y se desarrolle adecuadamente es importante comenzar a darle en el momento que corresponda una variedad de comidas sanas. Además, comenzar los buenos hábitos alimentarios en esta etapa temprana ayudará a establecer patrones de alimentación saludable para toda la vida.”

Es un hecho comprobado que la leche materna es la alimentación más saludable que puede recibir un bebé; y según un estudio publicado en el portal EnFamilia de la AEPED, la leche materna mejora notablemente el bienestar a largo plazo de los niños y señala que los lactantes que fueron amamantados durante al menos 12 meses consiguen, a los 30 años de edad, mejores resultados en los test de inteligencia, más logros académicos y mayores ingresos económicos. O sea…

Entonces (y seguramente puede resultar una obviedad), durante los primeros cuatro meses de vida, la recomendación es no proporcionar alimentos sólidos al bebé a menos que el médico lo recomiende. Y no debe hacerse antes de los 4 meses de vida porque la leche materna o de fórmula le brinda al bebé todos los nutrientes que necesita para crecer; y porque empezar a darle alimentos sólidos demasiado temprano aumenta las probabilidades de que el bebé desarrolle alergia a los alimentos; además no tiene el desarrollo físico necesario como para comer alimentos sólidos de una cuchara. Como norma general, los alimentos sólidos no ayudan a que los bebés duerman toda la noche y además, darle al bebé alimentos sólidos demasiado temprano puede llevar a una sobrealimentación y a tener sobrepeso.

Cuando el bebé comience con los alimentos sólidos, hay que darle un alimento por vez y no mezclas tales como cereal con fruta, o preparados de carne para bebés. Hay que darle el alimento nuevo durante cinco a siete días antes de agregar otro alimento nuevo. Así se podrá observar si el bebé no tolera o es alérgico a algún alimento. Las claras de huevo tienen más probabilidades de provocar una reacción alérgica que las yemas. La mayoría de los médicos recomiendan esperar hasta después del año para empezar a darle huevos enteros.

Los primeros alimentos sólidos son los cereales secos para lactantes, mezclados según las instrucciones. Una vez que el bebé se adapta a ellos, se pueden incorporar las verduras. Luego agregar las frutas, y después las carnes. Se debe empezar  con pequeñas cantidades de alimentos sólidos nuevos; primero una cucharadita y luego, poco a poco, aumentar las dosis por cucharadas.

Algo que me ha llamado la atención es que recomiendan no usar  sal ni azúcar cuando se preparen alimentos caseros para bebés. Las comidas enlatadas pueden contener grandes cantidades de sal o azúcar y no deberían usarse para la comida del bebé. Hay que lavar y pelar siempre las frutas y verduras y hay que sacarles las semillas. Recomiendan tener especial cuidado con las frutas y verduras que están en contacto con el suelo, ya que pueden contener esporas del botulismo que contaminan el alimento. Ahora mismo me imagino como lo hacen las madres, por ejemplo, en África y las preguntas empiezan a revolotear por mi cabeza.

Otra cosa que se debe considerar es que la leche de vaca debe ser incorporada a la dieta recién después de los 12 meses. Al parecer, la leche de vaca no proporciona los nutrientes adecuados para el bebé; y se puede comenzar a dar jugo de frutas sin azúcar cuando el bebé pueda tomar directamente de una taza (alrededor de los 6 meses o más). ¿Y qué pasa con el “biberón de fruta”?, Pues que no, que solamente la formula que sustituye a la leche materna y el el agua se deben suministrar en jarritos o biberones. Todas las comidas deben darse en cucharas para que el bebé aprenda a comer de una cuchara. Según esto, en mi casa lo hemos hecho fatal con mis sobrinos. Pobrecitos!!

A medida que van creciendo, el apetito del niño va cambiando, por lo que hay que evitar  el “síndrome del plato vacío”. Obligar a su hijo a comer toda la comida del plato incluso cuando no tiene hambre no es una buena costumbre, porque enseña al niño a comer sólo porque hay comida allí, no porque tiene hambre.

Hay dos recomendaciones que me han llamado mucho la atención y es que no hay que restringir  la grasa y el colesterol de las dietas de los bebés y niños muy pequeños, salvo que lo indique el médico. y esto es porque los niños necesitan calorías, grasa y colesterol para el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso y para el crecimiento general. Y que no hay que limitar  las elecciones de alimentos para el bebé a aquéllos que solo agradan a la madre. Esto último está muy bien porque ofrecer una amplia variedad de alimentos desde temprano sembrará el camino para los buenos hábitos alimentarios en el futuro.

Seguro que esta información ha sido de utilidad y nos gustaría saber ¿cómo alimentas a tu bebé?. Cuéntanoslo, sabéis que nos encanta leeros!!.

Fotos: GoogleImages / Avent / AmenPhotography / FiveHundredDpx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *