¿Cómo Preparar el Bolso del Bebé para el Hospital?

Al igual que las mujeres embarazadas y sus acompañantes llevan una bolsa para el hospital, también hay que llevar otra para el recién nacido, en la que debemos incluir una serie de productos indispensables que serán de gran utilidad durante sus primeros momentos de vida.

Es muy importante no dejar la preparación del bolso para el último día, porque seguramente haya olvidos y falten cosas. Lo mejor es hacerlo con calma, pensando bien todo lo que hay que incluir e ir anotándolo en una lista para asegurarnos de que lo tenemos en la bolsa.

¿Qué se debe incluir en el bolso del bebé?

Aunque el hospital proporciona mantas para envolver al bebé mientras se esté en sus instalaciones, es recomendable llevar una manta para el traslado del pequeño en coche, para que no coja frío en ningún momento.

Es muy importante un buen ajuar para el bebé y además de la manta, en él debemos tener bodies de algodón para recién nacidos, pijamas o peleles, manoplas, calcetines y también uno o dos gorritos dado que al ser recién nacido no se regula fácilmente la temperatura y es por la cabeza por donde se pierde más calor.

Toda la ropa debe ser lavada previamente con detergentes neutros y sin utilizar ninguna clase de suavizante que pudiera afectar a la piel del bebé.

No podemos olvidarnos de otros productos muy importantes como son los pañales de recién nacido porque los usará en cantidad, al menos durante las primeras 48 horas debido al meconio.

También hay que incluir toallitas húmedas para pieles sensibles, si por el contrario no quieres usar toallitas, puedes usar gasas y lavarle con agua. También puedes llevar gasas y clorhexidina para el cuidado del ombligo y crema protectora para la zona del pañal dado que al estar en contacto con la humedad de la orina, suele irritarse más fácilmente, una de las cremas que resultan muy bien, son las cremas de agua. La matrona y/o enfermera te ayudará con los primeros cuidados.

Además de la ropita para el hospital, cuando preparemos la bolsa para el bebé debemos incluir ropa para volver a casa, procurando que sea ropa que abrigue, como por ejemplo una manta o un pijama de una pieza y de tela gruesa, para que no pase frío, y también un gorrito y unos guantes.

Antes de finalizar, es importante recordar que hay que informarse de lo que proporciona el hospital a los recién nacidos. No todos los centros son iguales; dependiendo de si es público o si es privado darán más o menos cosas, con lo que sabremos con más precisión qué es lo que se debe incluir en la bolsa para el bebé.

No os preocupéis que cogerás el ritmo sin ningún problema, a veces tenemos temores, pero cuando tengas a tu bebé en brazos, esos miedos desaparecerán.

Un abrazo y nos vemos en el próximo post.

"Soy madre de mi pequeña Isabella, la inspiración de esta marca. Con ánimo de emprender nuevas y desafiantes actividades, he creado RosBags, una marca española de bolsos cambiadores con el diseño y estilo de un bolso de mujer."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *