El baño del bebé

Tuvimos una matrona muy simpática en el Hospital 9 de Octubre, una mujer con una experiencia en partos alucinante, su nombre Alejandrina. A ella la tenía que llamar a partir del octavo mes de embarazo cuando me sintiera mal o tuviera contracciones, y sería ella quien me diría como atender a mi bebé por primera vez.

Así que al día siguiente de dar a luz, estábamos en la habitación con mi nena y llegó Alejandrina, como siempre un torbellino de energía. Estas mujeres cogen a los bebés de una manera, como si cogieran una muñeca y piensas, Dios! Si se necesita esa destreza, desde luego yo no la tengo! Ella cogió a nuestra bebé, le quitó toda la ropita, se la llevó al lavabo y ahí la bañó!, con una mano la sujetaba y con la otra la lavaba. Mi madre horrorizada, yo alucinaba y mi marido grababa un vídeo del momento. Luego la puso en la cama, le curó el ombligo, se lo tapó, le puso crema en el cuerpo y listo, no tardó ni quince minutos hasta que la vistió. Esta clase rápida nunca la olvidaremos, porque además estaba acompañada de observaciones que en ese momento para mí eran muy importantes, fui una esponja durante el embarazo y cuando nació Isabella.

Si, los padres primerizos tenemos temores e inseguridades de cómo debemos de bañar a nuestro bebé, como sujetarlo etc.  Os tengo que decir que es un momento súper relax y que hay que disfrutar tanto como lo hace tu bebé, creo que hay que hacerlo sin prisas, con calma y mucho amor :).

el-baño-del-bebe-foto-blog-rosbags

Ya en casa, tenía preparado los productos de Sebamed, el baño de espuma y la leche corporal, estos son productos que le mantienen el ph a la piel del bebé, además utilizamos una esponja de fibra natural. No le puse hasta pasados unos meses colonia, probando poco a poco para ver sino le irritaba y le iba bien.

Para preparar el agua poníamos un termómetro que venía en un neceser de Chicco, lo que aconsejan es que la temperatura del agua esté entre los 35 y los 37 grados centígrados, al final usas el termómetro porque no tienes ni idea de como está el agua,  luego que la controlas con el termómetro transcurrido un tiempo, no lo necesitarás.

Realmente el baño del bebé no es muy largo, yo quise que comprar la bañera con patas porque pensaba que me dejaría la espalda al bañar a mi bebé, pero no duras mucho tiempo, realmente esta bañera ha resultado ser cómoda, pero dentro de poco la cambiaremos porque Isabella ya no cabrá y compraremos una que descanse en nuestra bañera. Sino quieres trastos en casa, puedes comprar una que no sea mueble, hay mucha oferta, pero ser práctico es lo mejor, hay unas que a la vez son muebles y traen cambiador, estas llevan una manguera y se tiene que poder vaciar en alguna parte, con lo cual sino tienes espacio en el baño, no podrás, la nuestra está encima del bidé, quitas el tapón del fondo y listo.

Lo que si que creo que es indispensable es la hamaca, la pones en la bañera y tumbas al bebé, como está inclinado, ya no tienes que poner la mano por detrás y enjabonar con la otra, eso es un engorro, porque al final la verdad es que somos padres primerizos y no tenemos la destreza, hacerlo con miedo o nervioso no es plan.

Disfrutar del baño del bebé!!, ya Isabella se sienta y es una risa exprimir la esponja como una cascada, jugar con la espuma y con los patitos, y aunque me parezca al resto de madres que siempre repiten lo mismo, es cierto, CRECEN MUY RAPIDO, así que chicos! a pasarlo bien con vuestro bebé, que como dicen por ahí, “la vida es un ratito”. Os dejo una divertida ilustración de instrucciones del baño del bebé de Esther Gili de 39semanas. Un besazo y feliz día!!

el-baño-del-bebe-esther-gili-blog-rosbags

"Soy madre de mi pequeña Isabella, la inspiración de esta marca. Con ánimo de emprender nuevas y desafiantes actividades, he creado RosBags, una marca española de bolsos cambiadores con el diseño y estilo de un bolso de mujer."

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *