Después del embarazo, tan en forma como siempre

Un bebé trae a tu vida momentos inolvidables, es sin duda una experiencia emocional, pero el embarazo sin embargo, en mi opinión, es una experiencia absolutamente física. El proceso por el que pasamos para llevar con nosotras un bebé, nos pasa factura y nos deja un cuerpo diferente, por no decir irreconocible! en comparación con el que teníamos. Al principio los cambios de vida son tantos, que para no traumatizarnos y entrar en una depresión postparto, lo ideal es pasar un poco del aspecto físico y aceptar lo que hay,  hasta que el proceso de  recuperación natural se haya completado. Cuando el médico me dijo que al año estaría igual que como estaba antes, no me lo podía creer, tenía que transcurrir ¡un año!, para mí era demasiado en ese momento.

Desde que di a luz a mi nena, comencé a comer sano, ya había tenido excusa estando embarazada, para hacer una que otra comilona importante, con lo cual en ese momento comenzaba mi recuperación física y mi preparación mental para lo que venía. Lo de comer sano, incluía mucha fruta y verdura, nada de frituras y por supuesto ingerir proteínas e hidratos que me ayudaran a alimentar a mi bebé porque tenía toda la voluntad de darle leche materna, ya que era lo mejor para ella, no solo para su crecimiento sino también para su sistema inmunológico, con lo cual no podía hacer una dieta estricta, porque ella tenía que estar muy bien alimentada y todo comenzaba por mí.

Lo mejor de la lactancia es que poco a poco, si comes sano, te ayudará a recuperarte porque pierdes calorías y grasa, además aceleras el metabolismo y el bebé te ayuda al absorber esas calorías. Esto lamentablemente no les pasa a todas las madres. También tengo que decir que dar pecho abre mucho el apetito…

Depende del peso que se haya aumentado, en el primer mes, se pueden perder hasta 10 kg y piensas wow! ideal!, pero todavía quedan kilos…, por eso es que siempre dicen que lo aconsejable es subir 1 kg por mes en el embarazo. El resto ya depende de los hábitos. Yo realmente ejercicios para fortalecer el vientre, como recomiendan las revistas y celebrities, no hice, porque entre trasnocho y vuelta al trabajo no pude, hay que organizarse muy bien y/o tener ¡tres asistentes!. Trata de salir y caminar a diario con tu bebé en el carrito y con tu perro, así hago yo!

Os dejo estas recetas para que veáis que si se puede y no os preocupéis tanto!

ideas-para-recuperarse-del-embarazo-verduras2-blog-rosbags

Verduras asadas con bechamel de espinacas en mini cocotte

ideas-para-recuperarse-del-embarazo-verduras-blog-rosbags

Verduras al vapor

ideas-para-recuperarse-del-embarazo-canelones-blog-rosbags

Canelones de berenjena rellenos de atún y pisto

En definitiva chicas!, el tiempo pasa muy rápido y no solamente verás cambios en tu bebé casi a diario, sino que sin darte cuenta un día ya tienes el peso que tenías, ya no solo por la lactancia, sino por la propia recuperación natural que tenemos, por la vuelta al trabajo y por la propia faena que supone esta nueva vida llena de emociones y alegrías!! Ah y recordar que vuestras parejas están ahí y no son asistentes, “forman parte” y sino se han metido en la cocina ya va siendo hora!! Feliz Día!!

Pic by Raquel Martínez (mi fotógrafa favorita)

"Soy madre de mi pequeña Isabella, la inspiración de esta marca. Con ánimo de emprender nuevas y desafiantes actividades, he creado RosBags, una marca española de bolsos cambiadores con el diseño y estilo de un bolso de mujer."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *