Como comunicarte efectiva y afectivamente con tu pareja

Seguro que muchas veces te has encontrado en la situación en la que no logras establecer una comunicación efectiva con tu pareja. Sobre todo si estás en los meses de la dulce espera, tu bebé ya ha nacido y comienza la montaña rusa de la nueva vida o simplemente, ese día no estás todo lo bendita que quisieras.

La verdad es que no es una situación rara y que solo te suceda a ti. Somos muchas las que en algún momento no hemos podido conectar con nuestra pareja para compartir la cotidianidad. Imagina si la situación es novedosa o de estrés. Puede que la comunicación se vuelva toda una hazaña.

Pues hay formas muy sencillas de lograr comunicarnos de forma efectiva con nuestra pareja. Y si te has leído el libro “Los Hombres son de Marte y las Mujeres de Venus” sabrás que allí puedes encontrar mucha información valiosa. Deberíamos tenerlo como libro de cabecera de las relaciones de pareja. Y las recomendaciones que os traemos hoy no solo son sencillas, sino de sentido común.

Secretos para comunicarte con él (*)

1.- Elije el momento adecuado. Es importante que él “esté por tí y para ti”. No quieras pedirle algo o iniciar algún tipo de conversación cuando esté viendo el fútbol, las motos o su peli de “sangre, puños y patadas” de turno. Y si es importante lo que tienes que decirle, la frase “cuando tengas un momento, me gustaría preguntarte algo” será suficiente para que cuando termine te dedique toda su atención.

2.- Sé amable. Cuida el tono con el que le hablas. Evita los reproches. La típica frase “es que siempre …”; “es que nunca ….”. Cuando tu te tratas bien a ti misma, eres capaz de ser amable con los demás. La continua autoexigencia, la dureza personal hace que sea eso mismo lo que transmitas cuando te relacionas con otras personas, y seguramente con tu pareja. ¿Os suena de algo?

Aunque no lo parezca, los hombres son muy sensibles al tono que usamos.

photo-1416348316427-9ebac5dfef01

3.- Sé breve. No trates de convencerlo. Con ellos no se hace terapia.

4.- No te andes con rodeos. Pídele lo que quieras. Este punto correlaciona perfectamente con el punto anterior y debe aplicarse junto con el punto 1 y 2. Para muchas de nosotras es normal ofrecer ayuda, lo sentimos de forma intuitiva cuando alguien nos cuenta alguna situación o problema. En el caso de los hombres, ellos entienden que si necesitas algo, se lo pedirás.

Aquí hay que evitar la creencia equivocada de “si me quisiera, no tendría que pedírselo” u otra muy común “si estuviera más pendiente de mi, ya lo sabría..” y tenemos que practicar, educarnos en pedir lo que queremos; porque a muchas se nos hace difícil  tener que pedir ayuda. Sobre todo a nuestras propias parejas.

Y si dice que no, no te lo tomes a mal. No es personal. Además, por evolución, los hombres están encantados de ayudar. 🙂

5.- Utiliza las palabras correctas. Ningún hombre te preguntaría ¿PUEDES casarte conmigo?. Las palabras correctas serían ¿QUIERES casarte conmigo?

6.- Valora siempre lo que hace  por tí, así sean pequeñas cosas. Y si aun pidiéndole las cosas de forma adecuada refunfuña, se queja, etc no le hagas caso. QUÉDATE EN SILENCIO, solo si te hace preguntas relacionadas con lo que le estas pidiendo, contesta. Si son preguntas retóricas, mantente callada.

Estas son solo pequeñas recomendaciones, cosas que podemos aplicar en nuestro día a día; no solo con nuestras parejas, sino con los hombres en general. Personalmente creo que al final todo se reduce a “no hagas al otro no lo que no te gustaría que te hicieran a ti”; por lo que cuando quieras algo de tu chico, pídelo. Hazle saber cuales son tus necesidades, sin rodeos, sin agotadoras conversaciones. Con ellos al grano.

A ver si lo ponemos en práctica.

(*) El texto es una transcripcion de los apuntes de la Master Class de Maria Tolmo “Secretos para comunicarte con él”.  Si quieres más información, visita su web  www.mariatolmo.com

Si te ha gustado el post, déjanos un comentario en el apartado destinado para ello y compártelo con tus amigos y conocidos.

Nos leemos en el próximo post.

Fotos: Unesplash/RachelCrowe/Daryn Bartlett

 

“Siendo una mujer sin hijos, he tenido la oportunidad, en varias ocasiones, de vivir la maternidad muy de cerca. Es increíble cómo la mujer desaparece para volcarse por completo en su bebé. Por eso, cuando Rosana me invitó a desarrollar con ella RosBags no me lo pensé dos veces."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *