Adiós 2017, bienvenido 2018.

Se termina un año y como no podía ser de otra manera, damos la bienvenida a otro que deseamos esté lleno de felicidad, de la forma como cada un@ la entienda.

 

Durante todo este año nuestra marca ha afrontado el desafío de mantenerse, no solo como un negocio, sino en la mente de nuestros clientes, que afortunadamente, cada vez son más, tanto en Europa, como  en América y en el norte de África.

 

Esto nos supone un reto inmenso, porque no todas las mujeres son iguales, mucho menos si además han decidido ser madres.

 

Por ello nos planteamos diversificar la línea de nuestros bolsos y diseñar modelos que no solamente fueran prácticos al 100%, sino que también estuvieran muy alineados con las tendencias de la moda. Nuestro bolso Carla Boho en los diferentes colores que os hemos presentado es una muestra de ello.

 

El bolso Anna ha significado entrar en los armarios de muchas mujeres que una vez  siendo madres mantienen de forma continuada su dinámica personal y profesional y este bolso combina perfectamente. Es elegante y práctico a la vez.

 

Nos ha sorprendido gratamente la cantidad de mujeres (muchas de ellas jóvenes) que se han enamorado de Anna porque no parece un bolso maternal, sin un bolso ejecutivo.

 

¿Y por qué os contamos todo esto?

 

Porque para el 2018 nos hemos planteados nuevos retos. Nuevos diseños y continuar con nuestra aventura de expansión internacional. Y porque vamos a necesitar contar con vuestra participación para continuar haciendo de RosBags la marca de bolsos para madres únicas.

 

Ya os enviamos una pequeña encuesta y de allí hemos recopilado mucha información. Pues os llegará otra mucho más personal. Este año nos ha confirmado que “manda la demanda” y queremos escucharos más de cerca.

 

Desearos de corazón y de parte de todo el equipo de RosBags que recibáis un año nuevo maravilloso y que podamos compartir el 2018 con salud y prosperidad.

 

¡Nos leemos en Enero!!!!

“Siendo una mujer sin hijos, he tenido la oportunidad, en varias ocasiones, de vivir la maternidad muy de cerca. Es increíble cómo la mujer desaparece para volcarse por completo en su bebé. Por eso, cuando Rosana me invitó a desarrollar con ella RosBags no me lo pensé dos veces."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *